Reflexionando sobre la energía y los terremotos.

1 Nov de 2017

Hay un hecho incuestionable y es que el Sol es la fuente de energía que mantiene la vida en la Tierra. Sin Sol no habría vida.

Esa energía, la del Sol, se nos presenta de muy distintas maneras: están los procesos energéticos evolutivos de millones de años, como son los animales y plantas, y están los procesos energéticos que duran tiempos cortos de meses y días, como son los huracanes y terremotos.

Vamos a reflexionar de cómo se originó el último terremoto de México.

El Sol, como fuente de energía, calienta el agua del Caribe. Pasan meses calentándose hasta que las capas altas de la atmósfera se enfrían, están a menor temperatura que las aguas del Caribe, lo cual origina una depresión que hace que una gran masa de agua del mar evolucione verticalmente, en muy poco tiempo, originándose un huracán. Un ejemplo sencillo lo tenemos cuando metemos un vaso en el congelador y lo sacamos fuera, inmediatamente se condensa sobre el mismo el agua del ambiente.

El huracán es la consecuencia de la liberación de Energía de las aguas del Caribe. La dirección del huracán será hacia las aguas más cálidas que se localizan en las zonas costeras de las islas y costas del continente americano.

El agua al chocar, contra las islas y el continente, va a liberar una energía en forma de ondas que dependiendo de la permeabilidad del terreno se van a ir propagando-acumulando en el interior de la tierra de forma temporal.

Esta Energía acumulada en el interior de la tierra va a dar lugar a los terremotos y volcanes cuando se origine su liberación.
Einstein tiene una fórmula “divina” sobre la energía, la conoce todo el mundo y nadie la entiende, no se le encuentra aplicación práctica.
La fórmula es: E=m.c² E=Energía; m=masa; c=velocidad de la luz.

Si “humanizamos” esa fórmula la podremos hacer asequible y predecible. Me he permitido, ya que lo he utilizado y funciona, cambiar el término “c²” por dos parámetros “longitud de onda” y ”frecuencia”.

Es decir nuestra fórmula tendría la forma: E=m.λ².f²
Siendo E=energía; m=masa; λ=longitud de onda; f=frecuencia.

Para que la energía se desplace al interior de la tierra, necesita viajar sobre una señal variable en el tiempo. Esta energía se desplazará al interior de la tierra y se hará “visible” en zonas que no sean permeables en su trayectoria.

Lo que siempre hemos considerado “fallas” no es otra cosa que zonas de alta densidad en donde nuestras ondas chocan liberando energía.

Escribía, un día antes de que se produjera el terremoto de México (8-9-2017), sobre la posibilidad que se produjera varios terremotos en el plazo de varios días, incluso meses, debido a la cadena de huracanes que se están originando.

Está claro que se produjo un gran terremoto e incluso se siguen produciendo debido al tiempo tan intempestivo que hay en la zona del Caribe.

Como conclusión llegamos a crear una cadena que considero importante sobre la energía:

Sol + Agua ⇒ Libera energía en forma de Huracán
Huracán ⇒ Libera energía y da origen a los terremotos y volcanes.

Acceder a otras hipótesis y reflexiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *